Aceite de argán para la dermatitis.

El aceite de Argán es un aceite que se saca de unas semillas datileras de un antiguo árbol llamado también Argán y que es originario de Marruecos. La verdad es que este aceite es una mina de oro para las empresas que se dedican a preparar productos de belleza para la piel y es utilizado en gran variedad de productos.

Últimamente, viendo los resultados dados, se está empezando a utilizar para tratar problemas de dermatitis y psoriasis. Y dado que dan buenos resultados (por su capacidad regeneradora de la piel e hidratación constante) , los dermatólogos no paran de recomendarlos. Esto hace que la demanda se está incrementando y por tanto también el precio de los productos que lo contienen.

Para utilizar este remedio, basta con aplicarse sobre la zona, untando suavemente toda la parte afectada 2 o 3 veces al día.

Si tenéis algún problema de psoriasis, dermatitis u otro tipo de infección cutánea, podéis probarlo ya que es un sencillo aceite que no necesita de receta médica, ya que no es un medicamento. Seguro que algún bien os hará.

Llantén... una planta para la dermatitis.

Aunque el llantén ( Plantago major ) lo podemos encontrar de manera natural de toda Europa, Norteamérica, norte de África y Asia occidental donde crece en terrenos incultos, baldíos terraplenes y taludes. Ahora también podemos hacernos con él en herbolarios y  tiendas de alimentación.

Se ha comprobado que el llantén es un es uno de los mejores vulnerarios, esto es que tienen propiedades de curar heridas y favorecer la cicatrización. Esto es debido al contenido de taninos (con funciones antioxidantes, cicatrizantes y hemostáticas)  y también a su contenido en lantoína, una sustancia muy beneficiosa para los problemas de dermatitis ya que favorece el crecimiento de células de la piel sustituyendo las dañadas, produciendo una regeneración de la piel.
Actualmente, esta planta esta siendo muy utilizada en cremas regeneradoras de la piel, en cosmética y belleza.

Pero antes de que te gastes un dineral en cremas, puedes aprovecharte de las propiedades de la planta únicamente aplicando en la zona afectada por la dermatitis, una hoja bien lavada o varias machacadas haciendo un cataplasma y sujetado con una gasa.