Tienes dermatitis, pues córtate las uñas.

Aunque el título no tenga en principio mucho sentido, es verdaderamente importante sobre todo en casos de niños. De hecho, cuando aparecen los fuertes picores que provocan la dermatitis es muy difícil controlarse y no rascarse. Muchas veces nos rascamos hasta cuando estamos dormidos, de manera inconsciente, y unas uñas largas es la manera más fácil de rascarse y herir más la piel.

Podríamos decir que es un bucle: La sequedad cutánea de la dermatitis empeora el picor, el picor hace que nos rasquemos y el rascado empeora la dermatitis que empeora la sequedad. Para romper este círculo vicioso se recomiendan cremas hidratantes, remedios naturales, antihistamínicos, pero también no rascarse.

Por eso, cortarse las uñas es una de las maneras más fáciles de aliviar los picores de la dermatitis, rojeces, inflamaciones de la piel. Es un remedio natural para evitar que la enfermedad vaya a peor tan sencillo que a veces se nos olvida.


0 comentarios:

Publicar un comentario