Remedio casero y natural para la dermatitis.

Lo que te presento a continuación es un remedio casero y natural para la seborrea. El elemento más importante que vamos a utilizar en este remedio es el aceite de oliva. Vamos a hacer una mascarilla para el cabello, fortificante, revitalizante pero además curativa. ¿Cuáles son los males que puede curar? pues aunque primeramente lo utilizaremos para la dermatitis seborreica o atópica, también puede utilizarse para problemas de caspa y de alopecia.

La posibilidad de observar cómo se hace y se utiliza de la mano de un vídeo es muy rica pues no quedan dudas de ningún tipo... pero... ¿qué necesitamos?

Ingredientes

1 cucharada deaceitede oliva
1 cucharada de miel
1 cucharadita de limón o vinagre de sidra
1 yema de huevo
Aceite esencial de Romero



La miel para la dermatitis.

La miel es una sustancia bactericida, nutritiva y antifúngicas que desde hace tiempo se ha utilizado para resolver los problemas de la dermatitis seborreica y aliviar los picores e irritaciones que produce. Pero hasta ahora no dejaba de ser un simple remedio casero natural y de la sabiduría popular.

Por eso, se ha hecho un estudio que ha servido para corroborar las propiedades tan beneficiosa que tiene la miel y su utilidad para la dermatitis seborreica.

Os escribo tal y como lo pone en el estudio: " Entre las cualidades de la miel, sabemos que tiene una acción antibacteriana, antifúngicas y antioxidantes, por lo que es muy útil para conservar la salud cutánea o para tratar distintas afecciones dermatològicas como lo son la dermatitis seborreica y la caspa.
A los pacientes se les indicó aplicarse diariamente una mezcla de 90% de miel pura con 10% de agua tibia y frotarse la zona en tratamiento por unos 2 – 3 min, dejar esa área cubierta por la mezcla durante 3 horas y luego enjuagarse con agua tibia.-

El tratamiento se hizo durante 4 semanas. Luego se los observó durante 6 meses, en cuyo tiempo a la mitad se la siguió tratando con la mezcla de miel+agua una vez por semana. La otra mitad del grupo en estudio se la tomó como control.-

Todos los pacientes respondieron favorablemente. En la primer semana del tratamiento desapareció el picazón y enrojecimiento de la zona afectada. Las lesiones cicatrizaron y en dos semanas desaparecieron completamente. Agregado a esto, los pacientes señalaron mejoría en la pérdida del cabello. Ninguno de los 15 pacientes tratados semanalmente con miel mostró reaparición de sus síntomas, mientras que 12 del grupo control sí volvieron a padecerlos, 2 – 4 meses después de haber detenido el uso local de la miel.
"