Ejercicio: Sudor y dermatitis.

El sudor es un elemento que aparece como respuesta a una subida de temperatura del cuerpo. Realizar ejercicio físico y permancer en ambientes muy cálidos o sin transpiración produce un mayor aumento de la sudoración.

Según http://www.adeaweb.org la sudoración es un factor que hace que se irrite la piel. Aunque eso no es así de simple. Las personas con dermatitis que hacen ejercicio no sienten el efecto del sudor, en todo caso como una persona sin dermatitis. En cambio, las personas con dermatitis seborreica y atópica que no realizan ejercicio frecuentemente, sufren el efecto del sudor sobre la piel.

Os pongo parte del texto:

Otro estudio observó que la sudoración desencadenada en respuesta a un estímulo (calefacción) en la piel de individuos con DA frente a otros sin la enfermedad era menor, sugiriendo una respuesta más lenta al estímulo; sin embargo, los pacientes con DA que practicaban habitualmente un deporte tenían una respuesta a la sudoración más parecida a los individuos sin la enfermedad.

A pesar de todos estos estudios favorables a la realización de ejercicio físico, éste no debe practicarse cuando la dermatitis atópica se encuentre en un brote agudo, es decir, cuando la piel esté inflamada, porque se puede desencadenar una crisis de picor y un empeoramiento del proceso.