Consejos para la dermatitis del cuero cabelludo.

En algunos casos podemos ver que cuando nos rascamos la cabeza tenemos caspa, esta puede ser seca o grasa (enlace). Posiblemente esta caspa se deba a la dermatitis del cuero cabelludo y, en los casos en que esta dermatitis es muy fuerte puede llegar a causar la caída del cabello.

Si hemos pedido cita para ir al dermatólogo pero se va a atrasar mucho, es bueno saber que hay que hacer en los primeros momentos hasta que veámos al médico especialista.

Algunos consejos:

  • Lo primero es ir a la farmacia y conseguir un champú para la dermatitis, sigue las instrucciones que dependerán del tipo de caspa.
  • Evita calores y ambientes muy húmedos. Mantente fresco (entre los 19º C ).
  • Además puedes utilizar algún tipo de serum si tienes caspa seca.
  • Añade a tu dieta ricos y naturales, entre ellos los más importantes son: zanahoria, acelgas, borraja... y, evita las comidas picantes, alcohol e irritantes.
  • La tensión y el estrés empeoran la dermatitis del cuero cabelludo, consigue tiempo para relajarte.
  • El sol y el agua de mar son beneficiosos para que se reduzca la dermatitis, aprovecha este remedio natural.
  • Existen multitud de remedios casero y naturales que son eficaces para aliviar los síntomas, en este blog encontrarás.

Arcilla para la dermatitis.

La arcilla se utiliza desde hace tiempo para prevenir, cuidar, aliviar y mejorar el aspecto de pieles afectadas por dermatitis atópica, seborreica o psoriasis.

Las compresas con arcilla o baños de arcilla si es en todo el cuerpo (consultar instrucciones en el envase) suelen mejorar mucho estos casos de dermatitis. Si hay posibilidad de encontrar el barro del Mar Muerto (en herbolarios) el resultado es aún mejor ya que tiene una altísima concentración en sales minerales.

La arcilla verde tiene la propiedad de eliminar la grasa, células muertas, bacterias y otro tipo de impureza.

En http://www.ecoaldea.com/ nos muestra como podemos hacer un mascarilla de arcilla verde.

Prepare una pasta con arcilla y un poco de agua hasta que su textura esté fina como la de un puré. Aplíquelo sobre la zona escamada e irritada durante 15 minutos hasta que el barro se seque. A la preparación puede añadirle 2 o 3 gotas de aceite esencial de manzanilla o de lavanda, para que le calme y le suavice.

El betacaroteno y vitamina A.


El betacaroteno es un antioxidante precursor de la vitamina A, y aparte de encontrarse en zanahorias, se puede encontrar en otros alimentos como: borraja, espinacas, acelgas, diente de león, etc.

Y es que el betacaroteno es un componente que puede beneficiarnos a los que tenemos dermatitis seborrea o atópica.Puede utilizarse, de forma externa, para curar los problemas de la piel. Y es porque facilita la asimilación de la vitamina A, una vitamina indispensable para tener una piel sana. De hecho, se piensa que una deficiencia de la vitamina A puede contribuir a causar seborrea.

Además, la vitamina A está en algunos compuesto utilizados para las dermatitis de pañal.

Por todo eso, junto con la vitamina E, la A es una vitamina indispensable si lo que quieres es reducir los efectos tan molestos de la dermatitis.







Flor de saúco para la dermatitis.

La flor de saúco se emplea para solucionar varios males o molestias del cuerpo. Tiene muchas propiedades: descongestiona las vías respiratorias, es diurético, purificador de la sangre, insecticida natural...

Pero entre las propiedades que tiene, hay algunas que se utilizan para alivia las incomodidades de las dermatitis. Es calmante, hidratante, antiinflamatorio y mitiga el picor de las erupciones súbitas.

Puedes tomarlo en forma de infusión y podrás beneficiarte de estas propiedades, pero lo ideal para la dermatitis es que se utilice aplicándolo de forma externa.

Para hacerlo debes echar 3 cucharadas de flor de saúco en ½ l de agua hirviendo. Dejar hervir unos segundos. Reposar 1 minuto. Cuando aun esté caliente (pero que no queme) debes aplicar sobre la piel con un algodón o compresa.

El propóleo y la dermatitis del cuero cabelludo.

El propóleo es una medicina natural que proviene de las abejas y que estas fabrican para defender el panal y a sus crías de bacterias, hongos y de posibles infecciones o contaminación.

Este producto es un alimento que tiene un sinfín de propiedades buenas para nuestro cuerpo. Por ejemplo, el profesor Fan Che de Pekín ha tratado muchos casos de Psoriasis con comprimidos de propóleo (Própolis) y la mayoría de los casos mejoraron a los tres meses. Llagas, úlcera e incluso heridas han sido curadas y cicatrizadas por este mágico producto natural.

Hay que tener en cuenta que el propóleo, con sus propiedades antibacterianas y antifúngicas, es un remedio que combatirá de manera eficaz la dermatitis y seborrea causada por hongos como Malassezia furfur o la famosa Candida.

Para aplicar este remedio casero y sobre todo natural, basta con preparar una mezcla de propóleo y agua hasta que se consiga una consistencia gelatinosa. Te mojas el pelo y te aplicas el champú casero. Lo dejas media hora y enjuagas.

Realiza esto cada día y verás como la dermatitis del cuero cabelludo y la seborrea desaparecen.



Champú para la dermatitis seborreica.

Los champús anti seborrea son muy eficaces para reducir la cantidad de dermatitis y sus efectos como los picores, escamación, etc.

Muchos son los productos que se venden como champú para la dermatitis, pero algunos son mejores que otros, y además no todos van a ser igual de efectivos según nuestro caso propio.

El tratamiento ANTI SEBORREA consiste en champús para el cuero cabelludo a base de antifúngicos (ketoconazol, sertaconazol, ciclopiroxolamina, sulfuro de selenio...) o con breas (vegetales, alquitrán de hulla) según el grado de dermatitis. Si existen costras, se requieren soluciones a base de corticoides solos o asociados al ácido salicílico. Si tenéis brote activo con costras y enrojecimiento, debéis evitar los tintes hasta que el cuadro haya mejorado. Tampoco es conveniente que os apliquéis gomina o acondicionadores en el pelo.

Si tenéis dermatitis en la cara, es mejor que consultéis al dermatólogo. Dado que los brotes de dermatitis seborreica en la cara producen tirantez.

Muchos de estos champús son también muy buenos para los problemas de caspa grasa, aquella que está producida por hongos y por una superproducción de sebo en el cuero cabelludo.

Remedio casero y natural para la dermatitis.

Lo que te presento a continuación es un remedio casero y natural para la seborrea. El elemento más importante que vamos a utilizar en este remedio es el aceite de oliva. Vamos a hacer una mascarilla para el cabello, fortificante, revitalizante pero además curativa. ¿Cuáles son los males que puede curar? pues aunque primeramente lo utilizaremos para la dermatitis seborreica o atópica, también puede utilizarse para problemas de caspa y de alopecia.

La posibilidad de observar cómo se hace y se utiliza de la mano de un vídeo es muy rica pues no quedan dudas de ningún tipo... pero... ¿qué necesitamos?

Ingredientes

1 cucharada deaceitede oliva
1 cucharada de miel
1 cucharadita de limón o vinagre de sidra
1 yema de huevo
Aceite esencial de Romero



La miel para la dermatitis.

La miel es una sustancia bactericida, nutritiva y antifúngicas que desde hace tiempo se ha utilizado para resolver los problemas de la dermatitis seborreica y aliviar los picores e irritaciones que produce. Pero hasta ahora no dejaba de ser un simple remedio casero natural y de la sabiduría popular.

Por eso, se ha hecho un estudio que ha servido para corroborar las propiedades tan beneficiosa que tiene la miel y su utilidad para la dermatitis seborreica.

Os escribo tal y como lo pone en el estudio: " Entre las cualidades de la miel, sabemos que tiene una acción antibacteriana, antifúngicas y antioxidantes, por lo que es muy útil para conservar la salud cutánea o para tratar distintas afecciones dermatològicas como lo son la dermatitis seborreica y la caspa.
A los pacientes se les indicó aplicarse diariamente una mezcla de 90% de miel pura con 10% de agua tibia y frotarse la zona en tratamiento por unos 2 – 3 min, dejar esa área cubierta por la mezcla durante 3 horas y luego enjuagarse con agua tibia.-

El tratamiento se hizo durante 4 semanas. Luego se los observó durante 6 meses, en cuyo tiempo a la mitad se la siguió tratando con la mezcla de miel+agua una vez por semana. La otra mitad del grupo en estudio se la tomó como control.-

Todos los pacientes respondieron favorablemente. En la primer semana del tratamiento desapareció el picazón y enrojecimiento de la zona afectada. Las lesiones cicatrizaron y en dos semanas desaparecieron completamente. Agregado a esto, los pacientes señalaron mejoría en la pérdida del cabello. Ninguno de los 15 pacientes tratados semanalmente con miel mostró reaparición de sus síntomas, mientras que 12 del grupo control sí volvieron a padecerlos, 2 – 4 meses después de haber detenido el uso local de la miel.
"

Diente de león o Taraxacum officinale.

El diente de león es una planta con un alto nivel de contenido en vitaminas y sales minerales.

En forma de emplasto, realizando uno con hojas frescas machacadas, ayuda a cicatrizar las afecciones de la piel como heridas o llagas.

Gracias a su contenido a taninos la covierte en una aliada con propiedades calmantes y relajantas de problemas circulatorios de la piel.

Para la dermatitis seborreica se recomiendan los lavados 3 veces por semana con diente de León, se toman 60 grs de la planta y se colocan a hervir en un litro de agua durante 10 min., luego se tapa, se deja enfriar, se cuela y se utiliza el agua para mojar el cuero cabelludo.

Veras como se notan sus efectos. No hay que utilizarla si se padece dermatitis por contacto.

El ambiente del hogar.


Dentro del hogar pasamos casi más del 50% del tiempo de nuestras vidas, por eso debemos controlar el ambiente (calor, humedad, higiene) para así controlar la dermatitis seborreica y atópica.

LA TEMPERATURA- Se sabe que los cambios de temperatura hacen que aumente el picor de la piel. La temperatura debe ser fresca, entre 18 y 20º C. Una temperatura adecuada que alivia los picores y rojeces de la piel pero teniendo en cuenta que no debe ser un frío seca. El frio seco reseca la piel tanto como el calor seco.

HUMEDAD- La humedad debe ser elevada, entre un 50 y un 70%. Si el ambiente es seco, resecará la piel, en cambio si es muy húmedo puede favorecer la sudoración (ver post "sudor y dermatitis") y sudar durante mucho tiempo es perjudicial para la piel, irritándola y aumentando los picores.

Controlar la humedad puede hacerse con humidificadores que pueden ser casero, un vaso de agua en el dormitorio ayudará a que los ambientes secos se humedezcan de una manera suave y sin cambios bruscos.

Ejercicio: Sudor y dermatitis.

El sudor es un elemento que aparece como respuesta a una subida de temperatura del cuerpo. Realizar ejercicio físico y permancer en ambientes muy cálidos o sin transpiración produce un mayor aumento de la sudoración.

Según http://www.adeaweb.org la sudoración es un factor que hace que se irrite la piel. Aunque eso no es así de simple. Las personas con dermatitis que hacen ejercicio no sienten el efecto del sudor, en todo caso como una persona sin dermatitis. En cambio, las personas con dermatitis seborreica y atópica que no realizan ejercicio frecuentemente, sufren el efecto del sudor sobre la piel.

Os pongo parte del texto:

Otro estudio observó que la sudoración desencadenada en respuesta a un estímulo (calefacción) en la piel de individuos con DA frente a otros sin la enfermedad era menor, sugiriendo una respuesta más lenta al estímulo; sin embargo, los pacientes con DA que practicaban habitualmente un deporte tenían una respuesta a la sudoración más parecida a los individuos sin la enfermedad.

A pesar de todos estos estudios favorables a la realización de ejercicio físico, éste no debe practicarse cuando la dermatitis atópica se encuentre en un brote agudo, es decir, cuando la piel esté inflamada, porque se puede desencadenar una crisis de picor y un empeoramiento del proceso.

Dermatitis por contacto o dermatitis alérgica.

La dermatitis por contacto o dermatitis alérgica es una inflamación de la piel por el contacto con algún material o sustancia irritante que causa una reacción alérgica o irritante.

Son muchas las sustancias que producen esta inflamación, pero los más comunes son algunas plantas, el níquel u otros metales, medicamentos, algunos tipos de tejidos, gomas, animales, disolventes y algunos otros productos químicos que componen compuestos de belleza e incluso perfumes.

Lo principal es no estar en contacto con el producto que te prodece la alergia, y si eso no es posible, se debe poner una protección que impida el contacto directo con la sustancia irritante. Pero claro, si no se sabe que sustancia es, cómo prevenirla. La simple observación puede darte pistas de cual es, pero sino, existe una prueba de alergia que determinará la sustancia que te produce la alergia. Se van colocando parches cutáneos que pueden ayudar a precisar cuál es el alergeno sospechoso que causa la reacción.

Lo mejor cuando empieza la dermatitis, es no hacer nada en la mayoria de los casos, aunque se puede aplicar compresas húmedas y lociones suavizantes para aliviar el picazón. Normalmente, el remedio médico es un tratamiento con corticoides.